elección del vestido de novia

Atelier

Los 5 errores más habituales en la elección del vestido de novia

Elegir el vestido de novia perfecto, dar con el diseño que siempre habías soñado, puede no ser una tarea tan sencilla como parece. Muchas novias comienzan muy seguras de sí mismas y terminan perdidas entre tanta propuesta. A la elección del vestido de novia se añaden las prisas, los nervios, las dudas, e incluso algunas compañías que pueden no ser las más recomendadas.

Elección del vestido de novia: 5 errores que deberías evitar

1. Antes del vestido de novia, hay que cerrar otras cosas…

Por ejemplo, la fecha y el lugar de la boda. Los dos pasos previos que cualquier novia debe dar junto a su pareja para dar pistoletazo de salida al resto de preparativos. No será lo mismo casarse un 15 de julio en Madrid que un 20 de octubre en Galicia. Tampoco será lo mismo casarse en la playa que en la montaña. Una vez se tengan claros estos puntos, se puede comenzar con la bonita aventura de la búsqueda del vestido de novia.

2. Las prisas nunca fueron buenas consejeras en la eleccion del vestido de novia

El momento perfecto para encargar el vestido de novia es con unos 10 meses de antelación. Sobre todo, si se trata de un diseño a medida. Se trata de un proceso que en el atelier nos gusta vivirlo despacio, con calma, y con mucha serenidad. Nos gusta dar un trato muy personal a la novia, hacerla sentir como en casa, segura en cada paso que vamos dando. Por eso, necesitamos tiempo de margen para trabajar y poder adaptarnos a los posibles cambios que vayan surgiendo.

3. Menos es más

Ten claro tu estilo desde el principio y no te rodees de un grupo muy grande de personas para acompañarte en las pruebas de novia. Al final, la variedad de opiniones y gustos harán que te sientas más insegura en tu elección. Acude con una persona de confianza, tu madre o tu hermana, quien quieras. Pero no apuestes por un grupo muy amplio de “consejeros”. Y lo más importante… Ten en cuenta siempre tus gustos y tu estilo, no te dejes llevar en exceso por opiniones ajenas.

4. No marcarse un presupuesto real

Que no quiere decir que no sea flexible. Es muy importante establecer un presupuesto real en el que podamos manejar cualquier imprevisto, esto también te ayudará a descartar algunas opciones y centrarte realmente en lo que deseas. Si no vas con un presupuesto pensado, el abanico de opciones puede complicarse en exceso y crearte más inseguridades.

5. Probarse muchos vestidos

Aunque no lo creas puede ser contraproducente y te puede generar aún más quebraderos de cabeza. Ante tanta propuesta, la novia puede no recordar lo verdaderamente importante y especial de cada vestido. Además, puede verse favorecida o no en un gran abanico de estilos y todo ello puede crear gran confusión. La mejor opción es seleccionar bien previamente y después probar diseños que se adapten a tu estilo.

elección del vestido de novia

Fotografías:

Artesanos al detalle: @artesanosaldetalle

Déjanos un comentario