Novias

Laura

La historia de Laura y Álex comenzó en una tienda de deporte, mientras compaginaban trabajo y último año de carrera. Desde ese momento, todo fueron casualidades que hicieron que su vida tomara el mismo rumbo. El primer beso fue en la cena de Navidad y ese mismo mes de enero Álex se fue a Londres de Erasmus. La distancia no fue un impedimento, 11 años han pasado ya desde esas Navidades mágicas.

La elección del vestido de novia también fue pura casualidad. Una tarde entre semana, mientras la pareja hacía tiempo por el casco viejo de Vitoria, se encontraron con una tienda de antigüedades que estaba en liquidación. A pesar de estar cerrada, los dueños dejaron pasar a Laura. Allí ocurrió el flechazo, se enamoró de un vestido antiguo y se lo llevó a casa a pesar de tener ya listo su vestido de novia definitivo. ¿Sería finalmente ese vestido antiguo con el que daría el «Sí, quiero» a Álex? Para que eso ocurriera, primero tenía que dar con una persona que le ayudara a transformarlo y adaptarlo a su estilo…

… Y así fue como empezó todo: Laura nos envió un email preguntándonos si arreglábamos vestidos antiguos en el atelier. El vestido, como siempre digo en estos casos, la encontró a ella y no al revés. Para ayudarle a transformarlo primero necesitaba ver el vestido físicamente. Laura acudió al atelier con su actual marido para enseñarme el vestido antiguo que había adquirido.

Así fue el Restyling vintage que hicimos con el vestido

A la novia le ofrecimos nuestro servicio de Restyling vintage para dar una segunda vida al vestido que había adquirido en una tienda de antigüedades. En primer lugar, analizamos el estado del textil y el estado general de la estructura del vestido, desde la costura hasta el patronaje. En este caso los textiles se encontraban en un estado medio, ni muy bueno ni muy malo. La pechera del busto y la espalda estaban bastante bien conservadas pero teníamos que cambiar las mangas por completo. Por su parte, los bajos de la falda estaban totalmente deshechos, el vestido presentaba algunas manchitas en general y tenía algunos desechos de tul en la zona de la pechera.

Una vez analizado el estado del vestido, realizamos la renovación textil para quedarnos con el tejido sano original y planteamos los tejidos que no se habían podido recuperar para cambiarlos por tejidos de la época que tenía en el atelier. A continuación realizamos una readaptación de la estructura del vestido a Laura y por último hicimos una readaptación del diseño original.

La transformación del vestido antiguo paso a paso

La parte del cuerpo original estaba confeccionada en una técnica de Soutache, un canutillo cosido al canto que bordeaba toda la zona delantera, espalda y costado, remataba con unas borlas de hilo de seda que también recorrían toda esa pechera, costado y espalda. Presentaba también unos valenciennes en la pechera y espalda. Por último, las mangas y la falda estaban confeccionadas en un tul plumeti de algodón en tono crudo.

Lo primero que realizamos al vestido fue una limpieza general. Lo siguiente fue una reestructuración del textil que faltaba dándole varias opciones a la novia. Después, trabajamos en la reestructuración del vestido a la medida de la novia. Y por último, el restyling o rediseño del vestido para darle un toque más contemporáneo y adaptarlo al estilo de Laura. Fue un trabajo increíble.

Tras la limpieza el vestido quedó bastante blanquito. Después quitamos todo el tejido que no se podía seguir utilizando. Cambiamos las mangas por un tul sedoso en el mismo tono y los puños los hicimos de Soutache con los sobrantes de la espalda. Laura tenía los talles más alargados que la persona que lució el vestido original y nos pareció interesante intervenir en esta parte. De esta manera, decidimos meter unos retales de la época en Soutache en el costado y también incluirlos desde el centro delantero hacia los costados llegando a la espalda, ajustándolos y rellenándolos para alargar la silueta. Respetamos la falda original pero añadimos más tul para armar el vestido y la acortamos porque Laura quería un vestido tobillero. Por último, abrimos la espalda para darle un toque contemporáneo.

Y si te lo sigues preguntando… Sí, este fue el traje elegido y no el que tenía comprado, que fue el que Laura lució finalmente para la fiesta.

Créditos:

Fotografía: Víctor Quintas (Quintas Fotógrafos)
Vídeo: Raw Love Films
Vestido: Laura Escribano
Zapatos: Mariela Madrid Shoes
Maquillaje: Ixone La Fiancée
Ramo: Goya Floristas
Pendientes: Aristocrazy
Lugar: El Granero de San Francisco

Déjanos un comentario