Sobre Mí

Más que diseñadora, me considero creadora. Modista de novias. Defiendo la costura en su sentido más puro. A través de mis vestidos de novia reivindico la profesión de antaño, la que ejercían nuestras abuelas. Me gusta comprender las formas y los volúmenes. Analizo el cuerpo femenino para entenderlo en toda su belleza y proporción.

En nuestro atelier de novias de Madrid realizamos auténtica costura artesanal y a medida para novias. También confeccionamos una colección de vestidos de novia en continuo desarrollo debido a la expansión y el aumento de la demanda. Todos los vestidos para boda se diseñan y confeccionan en su totalidad en nuestro atelier.

Me siento orgullosa de haber trasladado una pequeña parte de mi universo a París. En un precioso showroom de la ciudad del amor descansan las piezas más especiales de la colección Vintage Couture, diseños realizados de manera artesanal en nuestro atelier de novias de Madrid.

Cuando no estoy en el taller, ni impartiendo clases de Patronaje y Confección en la Universidad Nebrija de Madrid, me encontrarás perdida entre la naturaleza o devorando libros de Arte y Moda. Observo, analizo y estudio a diario las historias que me inspiran para crear diseños únicos y exclusivos para mis novias.

“Traer el pasado a nuestros días, trasmitir los reflejos del recuerdo, poner en relieve la impronta de otros tiempos… es algo que me ha fascinado siempre y que tengo la fortuna de poder hacer a través de mis vestidos.

Trabajar con la historia y especialmente con las historias de amor es emocionante. A diario me encuentro con anécdotas nuevas y, no es locura, la ropa habla, transmite, emociona, pero más que el traje, el textil. Y concretamente el encaje y el bordado.

El encaje y el bordado me sugiere recuerdos de infancia, tradición, artesanía, paciencia… Sí, mucha paciencia. Un sonido especial, charlas, sabiduría, risas y ante todo delicadeza.

Fundamentalmente me mueve el hecho de ser partícipe , aunque sea en una pequeña parte, de algo tan mágico, químico, instintivo y a la vez humano como es el amor.

Por eso me gusta entrelazar el pasado con el presente,para que podamos seguir contando historias cargadas de momentos únicos e irrepetibles. Desde mi punto de vista todo ello no se puede olvidar ni guardar en altillos, baúles o trasteros.

Para mí el vestido es historia, arte y diseño vivo lleno de cruces de diferentes generaciones con un valor emocional y artístico enorme.”

Fotografías: Artesanos al detalle